EVOLUCIONA Publicidad | Blog | Devuélveme mi fe
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Blog

Blog

2020, ¡devuélveme mi fe…!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Y cómo no íbamos a escribir sobre el tema que logró lo impensado? ¡paralizar el mundo y poner a prueba la fe de muchos!

Por Juan Manuel Reyes Trujillo

Confieso que este blog debía salir en marzo, ¡La presidenta me anda preguntando hace unos 21 días!, “¿cuándo sale el blog…?”, o sea que saquen cuentas… Estoy al borde de perder mi porcentaje accionario de la empresa y eso no deja de ser preocupante preciso en este momento histórico de la vida…

Así pues que, con el párrafo con el que arranco este blog, que por cierto escribí anoche miércoles 15 de ¡ABRIL!, rondando las 8:33 p.m., y cuando, por fin, y después de muchos días y gracias a varios ingredientes: Lenny Kravitz –maestro-, comedia, e Instagram Live, la magia regresó.

Y sí, es que la inspiración se había ido, pues la cuarentena no me ha dado tregua. Mi disciplina se ha visto seriamente afectada: sobre todo hablando del tema físico, pues el compromiso diario se ha ido apagando de a poco y mi barriga me lo recuerda todos los días.

Pero bueno, en otra ocasión les seguiré contando los avances con mi abdomen: ahora es momento de entrar en materia y retomar la tarea que inicié aproximadamente el día 15 del mes pasado… ¡Aquí vamos, presidenta!

No tan rápido…

Seguramente no soy en único que piensa lo mismo, que veía en el 2020 un año mágico y fantástico para alcanzar sueños, metas personales y laborales… El año de la fe inquebrantable.

Pero llegaron los primeros meses del año, ¡ojo! ¡El cuarto mes del año! —aunque todavía nos quedan 8— y nos pone a prueba diciendo “un momento. No tan rápido y fácil. Te voy a poner un gran desafío. Voy a hacer que te reinventes, que  salgas de tu zona de confort, que seas más creativo, más empático, más agradecido” y no sé cuántas cosas más que seguro puedo estar pasando de largo, pero que tú sí debes tener claras en tu cabeza.     

El tema no es sencillo, ¡eso está claro! 2020 logró lo impensado: que se frenara el mundo, que a los viajes se les cortaran las alas, que las pistas de baile dejaran de brillar, que a los parques se les esfumara la diversión, los teatros se quedaran sin butacas, los cines se quedaran sin protagonistas, el fútbol se quedara sin balón, los gimnasios sin músculos, que el timbre de la casa anuncie solamente la llegada de un domicilio, los conciertos se quedaron sin celulares, que a la distancia aprendida en las formaciones del patio del colegio por fin se le encontrara una función, que el café en las oficinas se quedara preparado y los abrazos y besos se reciban en forma de emoticono.

En resumen es como si el planeta hubiera puesto un letrero y en él se leyera “cerrado por reparaciones, abro en un par de meses”, ¡ojalá!  

Trueque

El desafío para la economía es muy grande, y es aquí donde la solidaridad responsable de todos —empresarios, colaboradores e independientes— debe ser el principal escudo de batalla. Esta lucha se gana entre todos y está en nuestras manos poder lograrlo.

Por ejemplo: repensemos la economía de otra manera. Es momento de ver otras formas de conseguir lo que necesitamos y darle lo que necesitan a otros, para que las cosas funcionen sin necesidad de pagar con dinero por ellas. ¡Podemos hacer canjes! Porque con seguridad mi servicio o producto le sirve a alguien que tiene un servicio o producto que me sirve a mí.

De hecho, en Evoluciona Publicidad ya tenemos varios canjes estratégicos, en las áreas de contabilidad, legal y entrenamiento coaching a cambio de servicios de comunicación, publicidad y diseño gráfico. Es una manera fantástica donde todas las partes se benefician entre sí.

Así que si piensas que tu servicio o producto nos sirve, y lo que hacemos nosotros a ti te sirve, ¡adelante! contáctanos y charlamos virtualmente. Es una buena forma de ayudarnos en estos momentos complicados en los cuales ni el más pesimista del mundo imaginó tendría que vivir en su vida.

La invitación final es para reinventarnos y hacernos diferentes, encontrar en la crisis la posibilidad de salir adelante y reconocer las oportunidades que el mercado y el mundo nos ofrece como empresarios y personas.

Bueno, y ya rondando las 11:11 p.m. del 15 de abril de 2020, y ahora con el impulso de Mozart, concluyo este blog diciendo que esta batalla se gana porque se gana, con FE INQUEBRANTABLE, porque por más que el panorama parezca borroso, creo firmemente en la resiliencia de los miembros de nuestra empresa y en la de nuestros clientes y aliados estratégicos, familia y amigos.   

¡Ánimo y contagiémonos TODOS de VIDA! #ContágiateDeVida

Abrir chat